Patatas cajún con salsa de yogur


Un entrante que gusta mucho a niños y mayores, y la salsa de yogur casa a la perfección, es muy suave y quien no sea mucho de especias contrarresta también su sabor haciendo una combinación buenísima.

patatas
una pizca de pimentón picante
ajo en polvo
cebolla en polvo
albahaca
pimentón dulce
sal
romero
comino
aceite de oliva

Lavar muy bien las patatas para quitarles la tierra y cortarlas en gajos gruesos sin pelarlas. Meter en un bol y sazonarlas con la sal y con las especias a gusto, añadir también un chorrito de aceite de oliva ( no es necesario mucho aceite solo rociar un poco las patatas) y remover bien para que se impregnen.

Extenderlas en la bandeja del horno con papel albahal y hornearlas a 200 grados con calor arriba y abajo hasta que cuando las pinchemos estén tiernas.

Para la salsa de yogur:

un yogur natural sin azúcar
la medida del yogur de mayonesa
eneldo a gusto
una pizca de sal
unas gotitas de limón
unas gotitas de vinagre

Mezclar todo muy bien hasta que quede una crema fina y homogénea.

4 comentarios:

Vidifer dijo...

Un entrante fácil y rico. Besos.

Curra dijo...

Estas patatas están pa chuparse los dedos.

Jericó dijo...

Habrá que ponerse manos a la obra y catarlas, porque la pinta es.....................estupenda.

micuit dijo...

una idea genial para picoteo, tienen una pinta increible. gracias